La Madre Jerusalén.-2

 

wmscog_353

 

Hace 1.900 años, Jesús dijo repetidas veces que en el día postrero resucitaría a los que vinieran a él.
La creación de seis días representa la creación espiritual de seis mil años.
Como la creación de seis días finaliza con la aparición de Eva, la creación espiritual de seis mil años ha de terminar con la aparición de la Madre espiritual.
Jesús pudo haber dado vida a su pueblo en su primera venida; no obstante, esperó que apareciera la Madre celestial.

Veamos, la apariencia de la Madre celestial.

Ap. 19:7 『Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.』

En este versículo está escrito: “Han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado”.
Aquí, el Cordero es el segundo Cristo Ahnsahnghong, porque el libro de Apocalipsis se escribió después de la ascensión de Jesús,
y trata de las cosas que sucederían en los últimos días. Hace 1.900 años, cuando Jesús vino por primera vez, su esposa no se había preparado.
La Esposa del Cordero ha de aparecer en los últimos días.

En el libro de Apocalipsis capítulo 21, la desposada, la Esposa del Cordero, es descrita como Jerusalén.

Ap. 21:9-10 『Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo,
diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.
[…] y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,』

El apóstol Pablo testifica que la ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, es nuestra Madre.

Gá. 4:26 『Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.』

El apóstol Pablo testifica que somos hijos de la promesa, hijos de la libre, porque se nos ha prometido la vida eterna a través de nuestra Madre celestial.

Gá. 4:28 『Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa.』

Gá. 4:31 『De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre.』

Si somos hijos de la libre, ¿cómo llamaremos a la libre? Debemos llamarla “Madre”.
Sin recibir a la Madre celestial, no podemos tener vida eterna.
La vida eterna que Dios ha prometido darnos, es dada a través de la Madre celestial.

La Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial(IDDSMM) cree en Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top